.

.

¦ Versos ¦ El libro de Gloria Fuertes

« El libro de Gloria Fuertes »
Gloria Fuertes (goodreads)

Y soñar que soy algo.


Una llama no se apaga con otra llama,
ni un crimen con otro crimen
ni un amor con otro amor.
(No, no y no)

—No olvidar
que el hombre es el único animal
que bebe sin tener sed,
que mata sin tener hambre...

Total:
no olvidar
que el hombre es el único animal.
(Preescolar)


En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.
Cuando te veo se asusta,
aletea, lanza saltos.
En el árbol de mi pecho
hay un pájaro encarnado.
Cuando te veo se asusta,
¡eres un espantapájaros!
(En el árbol de mi pecho)

Vivo como de prestado,
las manos son de mi padre
y na nariz de mi hermano,
el abrigo de mi difunto
y el cinturón de un soldado.
Mi vida es de otra persona,
mi verso, de otro dictado;
todo lo que tengo y llevo
me lo han regalado.
(De prestado)

Te matan y después
piden perdón al cadáver.
(Te matan)

Señores políticos:
Impedir una guerra
sale más barato
que pagarla.
(Economía)

Me hice libre.
Vivo libre
en esta inmensa celda
de castigo que es la tierra.
Decir la verdad
me desencadena.
(Me hice libre)

El pesimista piensa en ayer
el optimista en mañana
el realista en hoy.
El poeta en ti,
(El poeta)

Y ahora le da por escribir
como si no tuviera bastante con leer.
(Dicho de mi madre refiriéndose a mí)

(...)
Hay cosas que sentimos y no vemos,
como el dolor, el frío, el fantasma,
y ese gran aullido a media noche
en una ciudad sin lobos.
(Nos muerden las cadenas)

Estás prisionera
Hay una reja
que no te deja
entrar en ti.
La cárcel eres tú.
(Estás prisionero)

En las noches claras,
resuelvo el problema de la soledad del ser.
Invito a la luna
y con mi sombra somos tres.


Táptate, Glorita,
tápate,
que los sentimientos
se te ven.

Una vez me clavé
una esquirla de hielo en el corazón,

y cuando ya me iba a morir,
el hielo se desheló.
(La esquirla)

Detestamos a los cazadores
y más a los disecadores
—peor que quitar la vida
es conservar la muerte—.
(Disecadores)

(...)
Muerte es que no nos miren los que amamos,
muerte es quedarse solo, mudo y quieto
y no poder gritar que sigues vivo.
(Aunque no nos muriéramos al morirnos)

Empezamos a saber vivir
un poco antes de morir.
(¡Qué putada!)


Que la crueldad no siga destruyendo la belleza.

3 comentarios:

  1. Mira que la poesía no es lo mío, pero Gloria Fuertes tiene algo especial. Ese libro de Blackie Books es precioso :)

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué deliciosa selección de fragmentos, Diana! Quién tras leerlos no perciba que ya va siendo hora de acercarse a Gloria Fuertes está perdido para siempre.
    Un placer leerte...
    Pd: cómo me ha gustado la frase que le dice su madre de que ahora le da por escribir por si no tuviera suficiente con leer... (seguro que tú también te has sentido identificada, como yo)

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!

    Me ha gustado mucho esta entrada, me ha traído recuerdos de infancia. Recuerdo perfectamente que tenía un libro de Gloria Fuertes con tapa dura azul, esa tapa dura se fue desgastando y se quedó en un tono lila. Ese libro lo ha heredado mi prima pequeña, y en parte tengo pena de no tenerlo conmigo pero por otra parte me da alegría de que pudiera disfrutarlo como lo disfruté yo. Lo curioso es que recuerdo perfectamente el libro pero no el título.
    No soy mucho de poesía pero Gloria Fuertes es tema aparte.
    Un beso

    ResponderEliminar