Ir al contenido principal

¦ #ProyectoJulia ¦ El libro de Julia


Esta entrada es escrita y compartida con el fin último de poseer una fuente de motivación, pues si no la hubiera hecho pública, quizás el proyecto tardaría mucho más en crecer, muchísimo más. 

#ProyectoJulia nació de forma espontánea ya que en ningún momento pensé dedicarme a crear y escribir otra historia, no en estos momentos de mi vida; surgió a partir de un libro que compré hace unos meses en una librería de segunda mano —una librería que, por cierto, es maravillosa—. Se trata de Días de infancia de Máximo Gorki, un escritor ruso que descubrí hace un tiempo gracias a los retos en los cuales fui sumergida con Omaira. Leí ese libro antes de que lo hubiese encontrado en la librería, pero, aunque ya lo había leído, decidí comprarlo porque me había gustado demasiado como para no tenerlo cerca y poder volver a leerlo si llegase a sentir la necesidad de hacerlo. Lo compré, lo olí y lo dejé junto a los otros libros recientemente adquiridos. Días más tardes lo volví a coger y fue cuando me di cuenta de que entre las primeras páginas habían unas palabras que no eran de Máximo Gorki ni eran mías, eran de una tercera persona, eran de Julia. 

De esta forma, fui encontrada por la propia historia que deseo escribir, sin que lo pretendiera. La firma de una desconocida conlleva una infinidad de posibilidades, y esta idea me emociona lo suficiente como para elegir una de esas opciones y plasmarla sobre el papel. Seguramente, no conseguiré nada extraordinario, pero mi verdadera intención es convertir mis minutos reales en horas irreales; alcanzar a una Julia imaginaria, una Julia que me sonría cada vez que mis ojos se abran para aceptar la vida, una Julia que me ofrezca una razón más para seguir viviendo.

«Espero que nuestra amistad continúe a pesar de la insignificancia del regalo», escribió Julia en algún momento de su existencia para alguna persona que debió haber sido muy importante. Esa persona tendrá un nombre y será mi medio para alcanzar a Julia.

Decidí imaginarla como un fantasma y convertirla, poco a poco, en un ser vivo a través de dos voces que, en última instancia, se atan para recrear su pasado. El libro de Julia será encontrado por unas manos ajenas, como lo fueron las mías. Entre esas páginas aparecerán las palabras de Julia, escritas entre las palabras de Gorki, palabras que harán que esos ojos ajenos deseen conocerla. Y ese deseo casi innato mostrará un sentimiento inimaginable. Recrearé su corazón y haré aparecer a ese otro corazón que recibió un libro como regalo —un regalo insignificante—. Simplemente tratará de sentimientos, deseos y sueños inalcanzables. 

Stefan Zweig será mi brújula porque no llegué a conocer a nadie que escriba sobre los sentimientos humanos como lo hace él. Pero él acabará riéndose de mí tan fuerte que me tocará taparme el rostro con las manos para ocultar mi vergüenza. Necesito alcanzar la madurez para poder llegar a describir algo que desconozco. No obstante, lo disfrazaré bajo mi propia ingenuidad. Julia será mi propio reflejo y, tal vez, me resulte algo menos complicado. Tal vez.

Será una historia relativamente corta, pero a pesar de que no desee escribir un gran número de palabras, me encantaría fijarme en cada una de ellas; me encantaría que cada palabra comprenda un significado. Con lo cual, el proceso será largo. En esta ocasión, no pretendo hacer una especie de Nanowrimo, es decir, escribir mucho en poco tiempo. Quisiera escribir poco en mucho tiempo. Esta sería mi máxima intención.

En estos momentos, estoy escribiendo en algo que podría llevar como título diario de creación. Cada pensamiento va asociado a una fecha como si se tratara de un diario. Ideas, imágenes, sensaciones, recuerdos, canciones, figuras, esquemas y todo lo que necesite irá formando parte de este diario; diario que, por cierto, se me mojó un poco por la lluvia, pero sobrevivió. Julia lo protege ya que desea sentirse explorada por mi mente, o no, o simplemente intentó ahogarlo debido a que todo lo que fui escribiendo le pareció abominable. Las posibilidades, tal como decía, son muchas.

Como tantas veces repetí, no deseo llevarlo a cabo en poco tiempo —aunque mi impaciencia, quizás, me desestabilice—; no quisiera sentirme limitada por unas fechas. Aunque, conociéndome, la ausencia de un intervalo temporal hará que esto jamás llegue a su fin. Con lo cual, a pesar de mis intenciones, voy a proponerme unas fechas como orientación para no perderme.
  • Guión: abril - mayo
  • Escritura: mayo - septiembre

Todo lo que tenga que decir sobre ello será escrito a través de #ProyectoJulia en mi cuenta de twitter. En el caso de que sienta la necesidad de comentar alguna cosa más complicada o de carácter más importante, la publicaré en mi blog, pues este blog me sirve, también, como un diario cuya primera lectora soy yo misma. Escribir lo que mi mente y corazón me dicta para luego leerlo es siempre un medio mucho más sencillo que, por ejemplo, atrapar en el aire esas voces tan distintas que se comen entre ellas.

Comentarios

  1. Este proyecto, como ya te he dicho en alguna ocasión, me parece super interesante, pero ahora que te leo escribir sobre él creo que puede ser precioso. Dan ganas de hacer otra historia que abarque tu historia y la de Julia, la chica que escribe sobre una mujer que no conoce más que por la dedicatoria de un libro y las dos tenían en común más de lo que creían. ¿Te imaginas que algún día la verdadera Julia sepa de todo esto? No sé, me parece todo tan bonito *_*
    Espero que sigas adelante. Ya sabes que aquí me tienes para cualquier duda o problema <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Me siento tan identificada con todo! Me ha emocionado la confesión de "escribir poco en mucho tiempo". Cada día ejerzo más control sobre mis creaciones, y es un aspecto que tengo más en cuenta. Prefiero escribir poco pero sentirme orgullosa de lo poco que escribo. ¡Recordé las palabras dedicadas a Julia! Sí, a mi también me fascinó que una persona dejara una cita tan hermosa, sin duda sé que tú puedes sacar muchas cosas hermosas de ahí. Tienes una sensibilidad especial de la que carecemos la mayoría de mortales. Esa brújula sé que te guiará bien :***.

    Yo ahora también escribo, pero lo hago para ver si he cambiado en...algo. Todas mis historias de antes contenían ideas que ahora no me representan. El problema es que sigo sintiendo que no tengo el nivel, que me falta mucho por aprender de mi misma. Y lo peor es que siempre tengo consciencia de ello, y sé lo que hay que hacer para cambiarlo, pero no tengo tiempo. Tengo muchas historias que escribir, imaginación es algo que por suerte o por desgracia nunca me va a faltar, pero es duro que las palabras no salgan de la forma que tu quieres. Palabras humildes que escritas son vacías y expresan sentidos diferentes, sentimientos con los que no me siento identificada. ¿Cómo mis personajes van a parecer a alguien atractivos si a mi me causan repugnancia por su falta de características que los transformen en lo que soy yo?

    Pero bueno, es el pan de cada día! Mucha suerte querida, siempre estaré atenta a tus progresos con Julia.
    Un beso <3

    ResponderEliminar
  3. Hola :) Lo primero, mucho animo con el proyecto. Es importante ver que lo tienes todo planeado y con muchas ganas y entusiasmo. Me gusta que quieras darle prioridad al significado de cada palabra que ha rellenar una página en blanco por que si, para eso ya están los youtubers llenando papel, no te preocupes. Mucha suerte con el proyecto y veremos en que termina todo. Un abrazo <3

    ResponderEliminar
  4. Te animo encarecidamente a que sigas con este proyecto y nos permitas leerlo. Con todas las ideas que has expuesto me parece que puede salir algo precioso y único, algo muy tuyo que puede enriquecernos a los demás. Las señales están para seguirlas y que ese libro se cruzase en tu camino debe significar algo. Seguro. Mantennos informados y ¡adelante mi valiente!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario